Vinoteca.com

Tenuta de San Guido | Italia

La bodega irreverente que le movió el tablero a la Toscana y al mundo.

En la década de 1920, el marqués Mario Incisa della Rocchetta soñaba con crear un vino “pura sangre” y para él, como para toda la aristocracia de la época, el ideal era Burdeos. Así lo describió en una carta al estimado crítico de vinos Luigi Veronelli fechada el 11 de junio de 1974:

“… Los orígenes de mi experimento se remontan a los años entre 1921 y 1925 cuando, como estudiante en Pisa y a menudo invitado de los Salviati Dukes en Migliarino, bebí un vino elaborado en uno de sus viñedos… que tenía el mismo inconfundible “Bouquet” como un Burdeos envejecido … 

En la década de 1940, habiéndose establecido con su esposa Clarice en el Tenuta San Guido (nombre dado por el Oratorio de San Guido)  en la costa del Tirreno, experimentó con varias variedades de uva francesas y concluyó que el Cabernet tenía ” el bouquet que estaba buscando “.

Un vino en Toscana elaborado principalmente con Cabernet Sauvignon supuso un cambio fundamental en la tradición de la región. Esta desición innovadora de plantar el CS en Tenuta San Guido se debió en parte a la similitud que el Marques relaciono entre el terreno toscano y el de Graves en Burdeos.  Es importante destacar el Graves (grava  en francés)  se refiere al terreno rocoso que se distingue dentro del área de Burdeos; de manera similar, los  viñedos Toscana que poseen estas características son los ideales para elaborar su vino mas emblemático… Sassicaia.

Las primeras cosechas de Marques no fueron bien recibidas, los críticos acostumbrados a los vinos locales ligeros no comprendían su expresión, sin saber que era cuestión de tiempo y maduración donde radicaba la magia del CS. Y así, de 1948 a 1967, Sassicaia siguió siendo un asunto estrictamente privado, solo para ser consumido en Tenuta San Guido.

Mario Incisa pidió la ayuda del enólogo principal de la familia Antinori, Giacomo Tachis, para afinar el vino antes de considerarlo listo para el competitivo mercado del vino fino. El marqués pronto se dio cuenta de que al envejecer el vino mejoraba considerablemente, mientras tantos sus amigos y familiares anmaron a Mario Incisa a experimentar más con su proyecto y perfeccionar su revolucionario estilo enológico.

No fue hasta 1968 que Sassicaia se lanzó comercialmente por primera vez: la bienvenida fue digna de un Bordeaux Premier Cru y durante los siguientes años, la bodega se trasladó a un lugar con temperatura controlada, las tinas de fermentación de acero se reemplazaron las tinas de madera y las barricas francesas se introdujeron en el proceso de envejecimiento. Años después Sassicaia demostró oficialmente su valía en el escenario mundial en el concurso de cata a ciegas “Great Clarets” de Decanter, en el que el vino de Bolgheri ocupó el primer lugar, superando a 33 vinos finos excepcionales de 11 países diferentes.

Los viñedos de Sassicaia están plantados en parcelas con diferentes características, muy ricas en piedra caliza, rocas y arcilla. Su altitud está entre 100 y 380 metros con una exposición oeste/sudoeste. El coupage de Sassicaia es Cabernet Sauvignon 85% y Cabernet Franc 15%. El vino envejece en barricas de roble francés durante 24 meses.

El segundo vino de Tenuta San Guido es Guidalberto, fue creado en el año 2000 como un vino al que se añadiría Merlot en su coupage y también como un vino que pudiera disfrutarse más joven que el Sassicaia, si  bien los viñedos son los mismos que Sassicaia, las viñas son mas jóvenes. 

En 2002 se introdujo otro vino, este con Sangiovese en su elaboración. Le Difese (Toscana IGT) es Cabernet Sauvignon 70% y Sangiovese 30%. Envejece durante 12 meses en barricas de roble francés y americano y otros tres meses en botella.

Fuentes: tenutasanguido.com; miamigoelvino.com; Oeno Group; Jancisrobinson.com

Más Populares